Cumple 20 años de colaboración con los Bancos de Alimentos

EROSKI dona 8,3 toneladas de alimentos en Navarra a través del programa “Desperdicio Cero” en el último mes

25/10/2016 Pamplona
CAS (381.44 KB)
EUS (366.33 KB)
Navarra RSC
  • La cifra equivale al consumo de alimentos de 151 personas a lo largo de un mes
  • El programa “Desperdicio Cero” de EROSKI garantiza que ningún alimento apto para el consumo es desechado en sus tiendas, sino donado a organizaciones sociales
  • La cooperativa ha donado cerca de 59 toneladas de alimentos en lo que va de año a organizaciones solidarias navarras

EROSKI ha donado 8,3 toneladas de alimentos destinados a los colectivos más desfavorecidos de Navarra en el último mes de septiembre. La cifra equivale al consumo de alimentos de 151 personas a lo largo de un mes. Estas donaciones se enmarcan dentro del programa “Desperdicio Cero”, por el que EROSKI garantiza que ningún alimento apto para el consumo es desechado en sus tiendas, sino que es donado a organizaciones solidarias que desarrollen su labor de asistencia en los entornos próximos a sus tiendas.

En EROSKI llevamos 20 años y hemos sido pioneros en las donaciones regulares de alimentos, incluyendo los frescos aptos para el consumo, hasta alcanzar el compromiso de Desperdicio Cero en toda la red de tiendas”, señala la directora regional de Hipermercados EROSKI en Navarra, Anabel Zariquiegui. En lo que va de año la cooperativa ha entregado cerca de 59 toneladas de alimentos a organizaciones solidarias navarras.

Colaboración con el Banco de Alimentos y Cáritas de Navarra

Para desarrollar el programa Desperdicio Cero, EROSKI colabora en Navarra con los bancos de alimentos locales y Cáritas. La cooperativa ha establecido, junto con las organizaciones solidarias con las que colabora, un protocolo de actuación que vela escrupulosamente por la seguridad alimentaria de todos los productos donados, que incluye frescos.

Donamos productos frescos y de alimentación que se retiran de los lineales  para cumplir con nuestro compromiso de frescura máxima con los clientes, o simplemente porque su envase presenta una pequeña deficiencia como puede ser una simple abolladura o rotura de embalaje que impide su venta. Se trata siempre de alimentos dentro de la fecha de caducidad o de consumo preferente y en perfecto estado para su consumo”, explica Anabel Zariquiegui.